Seleccionar página

Nuestra misión es
ayudarte a entender a tus hijos para que puedas generar un vínculo diferente y logres disfrutar del proceso de ser madre.

Creemos que como mamá tienes un compromiso con la educación de tus hijos y que por eso es muy importante que cada día estés buscando mejores maneras de hacerlo.

TODOS los niños son especiales y merecen una madre que los entienda, los mime y los llene de amor.

Sin embargo, el reto está cuando el niño hace berrinches, llora, grita o es grosero. Es ahí donde debes sacar tus mejores estrategias para controlar la situación y además darle las herramientas para que sepa cómo tomar decisiones en el futuro.

A eso nos dedicamos y con mucho gusto y mucho amor deseamos ayudarte.

Soy Linda Illsley
facilitadora de salud y bienestar y creadora de
la Fórmula de los Berrinches a la Calma. 

Con mi trabajo he apoyado a más de 372 personas en 11 países diferentes en mis más de 5 años de experiencia.

Con la Fórmula de los Berrinches a la Calma, ayudo a mamás a lograr que sus hijos resuelvan sus problemas de berrinches.

He tenido la oportunidad de escribir 3 libros para niños “Mexico (Food & Festivals)”, “The Caribbean (Food and Festivals Series)” y “A Taste of Mexico (Food Around the World)”.

 No lo voy a negar. No conecto con los papás que educan a la “antigüita” o viven con una mente cerrada y retrógrada.

Si estás aquí sé que nos caeremos bien porque estás buscando ser una mejor mamá y eso me encanta.

Crear esta comunidad de mamás que conectan con sus hijos y juegan para sentir, no fue de la noche a la mañana.

Todo inició cuando vendí el restaurante donde pasaba la mayor parte de mi tiempo a veces hasta 7 días a la semana…  A la semana de venderlo murió mi madre quien fue una de mis mejores amigas.

Eso fue demasiado para mí, estaba agotada, al borde de enfermarme y sin idea de qué iba a hacer de ahí en adelante.

 Sabía que tenía que encontrarle un sentido a mi vida, algo nuevo que me llenará de pasión otra vez. Que necesitaba descubrir mi propósito de vida y cuidarme a mí misma de la manera que no lo hice durante los 14 años como dueña del restaurante.

Encontré las herramientas que necesitaba para autosanarme y muy pronto también para ayudar a adultos a resolver los problemas que yo ya había trabajado en mí. 

Sin embargo, me di cuenta de que aunque estaba ayudando a los adultos el problema no estaba ahí sino en lo que había pasado en sus infancias. Y comencé a preguntarme cómo se podría prevenir todo esto.

Un día una pediatra local me envió a Olivia (nombre asumido para respetar su privacidad) una jovencita en ese entonces de 15 años que tenía pensamientos suicidas.

Al conocerla, decidí informarme sobre lo que estaba pasando con las familias y con los niños a nivel mundial y me encontré con estadísticas en estudios muy alarmantes, miles de jóvenes con depresión, ansiedad y en muchos casos con ideas similares a las de Olivia.

Me di cuenta de que los padres y madres de hoy tienen retos nuevos para los cuales no existían soluciones fáciles, ya que la humanidad no se había enfrentado nunca a ellos.  

Una vez que empezó la pandemia COVID-19 la urgencia que sentía se aceleró porque los expertos de salud mental empezaron a sonar las alarmas sobre el impacto de todo esto en los adultos.

Pero también en los niños porque no tienen el desarrollo para poder gestionar sus emociones todavía, así que decidí dar el paso y entrar al mundo de internet. 

A partir de ahí, con retos y todo empecé a construir el proyecto de Jugando Para Sentir, Frida mi sobrina creo el nombre y me ayudó a aprender a usar Fb  y después tuve la buena fortuna de conocer a VIrginia Amilibia, quien ahora es mi socia y compinche, además de ser el genio detrás de muchos de nuestros juegos. Virginia es psicóloga, entre muchas otras cosas y  junto con nuestro equipo hemos logrado llegar a miles de mamás que están buscando ayudar a sus hijos y que forman parte de esta comunidad.

Me encantó conocerlas, ¿ahora qué hago?

Empieza a cambiar el futuro de tus hijos logrando que HOY entiendan y sean conscientes de sus emociones. Hazlo a través del divertido juego de las caritas emocionales que podrás descargar GRATIS dando clic en el botón de abajo. 

SÍ, QUIERO DESCARGAR EL JUEGO GRATIS >>